¿Cómo deben alertarse las empresas y sus marcas, respecto al cuidado de su reputación en el Metaverso? Sobre este futuro tan cercano entrevistamos a su expositor, Miguel Ramírez Vergara, CEO y Co-fundador de CYPRESS Comunicación y Prensa, quien nos dijo:

"Estamos en una etapa de construcción que llamaremos proto-metaverso, pero con experiencias muy alentadoras desde Second Life, los videojuegos hiperconectados, la tecnología inmersiva con gafas de RV (Realidad Virtual), RA (Realidad Aumentada) o Realidad Mixta. Todo ello se está uniendo diariamente para consolidar la Web3, un internet vivencial, que nos plantea un nuevo paradigma de la comunicación humana y de la economía digital basada en blockchain, con sus caras más visibles como los NFT y las criptomonedas.

"Como alerta temprana, las organizaciones, independientemente a su giro y tamaño, sin descartar a los gobiernos, deben no estar pasivos en esta construcción, sino estudiarla, entrar y experimentar en los nuevos ambientes. Se puede comenzar, -desde ya- creando un comité interno e interdisciplinario que funja como observatorio, su función será analizar y detectar aquellas áreas de oportunidad y los retos que implicaría su entrada al mundo inmersivo”, compartió el entrevistado.

Opinó que en esta fase, no está demás que las marcas sigan de cerca a grandes jugadores tecnológicos como Meta, Google, Microsoft, Roblox, Decentraland, Sandbox entre otros, pero también a creadores como los artistas digitales en NFT y comunidades independientes del blockchain.

El CEO de CYPRESS indicó que la gestión de la reputación en un ambiente inmersivo tendrá grandes retos, ya que no solo se trata de comprar terrenos virtuales, hacer un logo en 3D, ponerse gafas de RV o hacer un evento en el metaverso, requiere de una reflexión colectiva de la organización, crear experiencias únicas a los usuarios y empleados para lograr su respeto, su admiración y que éstos funjan como influencers o nodos de comunicación (shared-holders).

Otro de los retos, será aprender a interactuar con avatares del imaginario colectivo, sin conocer a ciencia cierta la identidad, por lo que -en una situación de crisis- será urgente establecer contacto con los interlocutores afectados o que se sientan afectados. Aquí cobrará mucha importancia la experiencia que tengamos en el monitoreo de redes sociales con Inteligencia Artificial, para identificar a tiempo alguna tendencia hacia la marca y reaccionar.

El metaverso entrará de lleno a finales de esta década y, de acuerdo con varios analistas, se masificará hacia el año 2040, así que, desde este momento, se debe comenzar a crear la experiencia, ya que hay un beneficio en la reputación al ser consideradas como “pioneras”, relacionándose con atributos poderosos como la innovación y la vanguardia ante sus públicos clave.

¿Es importante o necesario para las marcas, que tengan presencia en el Metaverso?: “Es una pregunta interesante, pues obliga a las marcas, a las organizaciones públicas y privadas a reflexionar acerca del metaverso, ese es un gran paso, para no solo meterse por inercia o por moda.

“Pero ¿qué pasaría si la marca no tiene presencia en los metaversos? Considero que dejaría vacío un lugar que pronto sería ocupado por la competencia, pues ahí se darán las próximas conversaciones, así como ahora lo hacemos con las redes sociales y ahí se podrá fortalecer el respeto y admiración a la marca, con experiencias ahora que el usuario está dentro del internet.

“De no ser parte del Metaverso, se corre el riesgo de perder un canal poderoso de comunicación, reconocimiento y de venta, pues el e-commerce será uno de los grandes jugadores con pedidos en el mundo virtual y entrega en la puerta de su casa o bien con productos y servicios exclusivos para los avatares y para las organizaciones”, dice Ramírez Vergara.

Guía para cuidar la reputación en el Metaverso

El entrevistado señaló que actualmente hay mucho ruido mediático acerca del metaverso, Web3, NFT y Blockchain, por lo que debemos alejarnos del estruendo mercadológico que realizan las grandes empresas de tecnología, para repensar las nuevas estrategias de las marcas y que no sean cosméticas, sino reflexivas.

La gestión de la reputación 3.0 irá en función de acciones como:

  1. Analizar para qué quiero estar en el también llamado internet vivencial.
  2. Realizar un plan estratégico para 3 etapas, la etapa proto-metaverso (en la cual nos encontramos), la inmersión total en el metaverso y la de consolidación con protocolos de comunicación que no pongan en riesgo la reputación.
  3. Crear nodos de reputación con base en experiencias únicas e influenciadores para cada etapa, hoy por hoy los artistas digitales en NFT son grandes aliados, así como los creadores de videojuegos independientes y comunidades de blockchain, sin descartar influenciadores creados con Inteligencia Artitificial.
  4. Será necesario contar con talento humano en reputación con conocimiento de I.A., análisis de datos, minería de datos y en una escucha digital (social listening) para detectar tendencias que pudieran poner en riesgo la reputación y reaccionar a tiempo.
“No olvidemos que estamos aún en la etapa del proto-metaverso, construyendo una nueva ecología de medios, la más importante porque estamos en tiempos de definiciones y con retos como el marco jurídico, la deficiencia en conectividad 5G, la privacidad en datos personales y el acceso masivo a los dispositivos para ‘meternos’, concluyó el directivo. Y para adentrarnos más en este tema debemos asistir a su presentación en RADICAL 2022, el 6 de octubre.