El Metaverso y las nuevas oportunidades

Según la consultora McKinsey, las empresas relacionadas con el metaverso recaudaron más de 10 mil millones de dólares en 2021, más del doble de lo que recaudaron el año anterior, y se especula que el valor global de la creación de este ecosistema virtual podría ser de billones, pero, ¿qué es exactamente el metaverso?

Hasta ahora no hay una definición universal, pero podemos mencionar algunas de sus características que nos pueden ayudar a entender lo que significa.

El metaverso se compone de entornos inmersivos utilizando tecnología de realidad virtual o aumentada. Abarca los mundos virtual y físico, así como múltiples plataformas. Además, permite que las personas tengan identidades virtuales y funciona con una economía virtual, en varias ocasiones construido sobre criptomonedas, bienes y activos digitales, incluidos los NFT’s (tokens no fungibles).

“Podemos decir que hablar del metaverso es hablar de experiencias. Los avances en tecnología, de todo tipo, requieren cada vez de menor tiempo, situándonos en una carrera exhaustiva en la que las marcas compiten todo el tiempo por ser quien brinda la mejor experiencia al usuario”, explica Ilse Lugo, consultora especializada en comunicación digital de Zimat Consultores.

Hace no mucho la novedad era que las marcas ofrecieran la posibilidad de probar sus productos a través de la cámara del celular, entonces dieron al consumidor la oportunidad de ver qué tono de labial o tinte para el cabello es el que les quedaba mejor, o cómo se vería un mueble en su sala, antes de realizar cualquier compra.

Ahora, con el metaverso se abre un sinfín de posibilidades para todas las marcas, debiendo primero adaptar la tecnología y, a su vez, encontrar la mejor forma de interactuar con sus consumidores bajo este nuevo formato.

En una nota de PRWeek sobre el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions, se citan las declaraciones de Martin Sorrell, fundador y presidente ejecutivo de S4 Capital, quien calificó el metaverso como “exageradamente promocionado, pero muy interesante”, anotando que: “las oportunidades de ingreso para las marcas que utilizan el metaverso son actualmente limitadas. Las conversaciones que se abren sobre el metaverso a menudo conducen a otra parte. Tenemos un largo camino por recorrer para entender esto y será extremadamente importante a largo plazo”.

Y es que las marcas no pueden quedarse sólo con la opción de aparecer como sponsors en eventos virtuales, tienen que ir más allá para lograr un verdadero impacto y sacar provecho de todo lo que el metaverso nos puede ofrecer.

De acuerdo con especialistas de McKinsey, aún hay mucho escepticismo con respecto al metaverso y las empresas deben actuar con cautela, ya que la promesa puede tardar algún tiempo en dar resultados, pero creen firmemente que estamos en la cúspide de un cambio fundamental en la forma en que las personas usan el Internet y sería negligente ignorar lo que el metaverso puede ofrecer. Es un buen momento para adoptar una mentalidad de probar y aprender, estar abierto a experimentar y capitalizar el éxito que las nuevas tecnologías nos pueden ofrecer.