Recientemente, tuve la oportunidad de dar una plática ante los socios de la Asociación Mexicana de Profesionales en Relaciones Públicas (PRORP), la cual se tituló “La Comunicación de la Responsabilidad Social Corporativa bajo un enfoque Sustentable”, con el ánimo de dar a conocer el modelo ganar-ganar que obtienen todos los agentes involucrados en este tipo de comunicación.

Para dar contexto sobre la importancia de este tema, se compartieron datos del estudio de Promoting Causes, Inc y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, entre los que destaca que:

  • El 92% de los consumidores tienen una imagen positiva de aquellas empresas que apoyan causas en las que ellos creen.
  • El 68% de los consumidores creen que las compañías tienen una responsabilidad para ayudar a resolver los problemas sociales.
  • El 83% dijo que los productos y servicios de compañías que ayudan a resolver problemas sociales se distinguen con relación a los de su competencia.

 

La responsabilidad social es una gestión diaria por la cual las empresas deben conducirse conforme a valores éticos, y de esta forma, cumplir con las expectativas de sus grupos de interés (colaboradores, inversionistas, clientes, proveedores, autoridades, etc).

También se debe cumplir con la legislación aplicable, y, por último, estar integrada en la filosofía de la organización y debe ser comunicada mediante sus relaciones con dichos grupos de interés.

Actualmente, uno de los retos organizacionales es ser coherentes con lo que se piensa, con lo que se dice y con lo que se hace. No se trata sólo de tener sellos que las distingan ante la sociedad y los medios, sino realmente dar un seguimiento constante a las acciones socialmente responsables que les permitirán sobresalir por su transparencia, el clima organizacional, su relación con las comunidades y la huella ecológica que generan.

Si bien la sustentabilidad de una empresa se consideraba en el siglo pasado únicamente con base en su rol primario,  referido a la naturaleza de la empresa de generar ganancias y siendo la única responsabilidad social de la empresa el generar utilidades para sus accionistas; ahora la sustentabilidad en este siglo se considera bajo un rol integral, referido al gran potencial que tiene la empresa en contribuir al modelo triple P por sus siglas en inglés : People (gente), Planet (planeta Tierra) y Profit (ganancias o ser rentable).

De igual forma, no se debe perder de vista que la comunicación de la Responsabilidad Social Empresarial bajo un enfoque sustentable tiene que dar cumplimento a sus políticas, procedimientos, códigos y convenios de colaboración, bajo los siguientes 4 ámbito de acción, a saber :

  • Ética empresarial
  • Calidad de vida en la empresa
  • Vinculación con la comunidad
  • Cuidado del medio ambiente

 

Por último, debemos aprovechar los beneficios ganar-ganar que reciben los agentes que participan en campañas de responsabilidad social, las cuales están íntimamente ligadas a los conceptos de la mercadotecnia social y que a diferencia de la mercadotecnia comercial, se deben comunicar los resultados que se lograron en el cambio de actitudes o conductas en la búsqueda de un bien común.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Youtube